miércoles, 9 de julio de 2014

DECÁLOGO DE LA REDUCCIÓN DE COSTES DE LOGÍSTICA Y TRANSPORTE (II)


Comenzamos la semana pasada con el análisis del Decálogo de la Reducción de Costes Logísticos y de Transporte, hablamos de la importancia de la definición de servicio, la importancia del trabajo y análisis de los procesos operativos, de la búsqueda de sinergias, de la adecuación de los medios y de la  importancia de la prevalencia del fin sobre los medios.  Seguimos hoy hablando de esos principios y acciones que nos deben ayudar a contener nuestro coste de transporte y logística.

6) Identificar los puntos débiles de la operativa


Conocer con el máximo detalle nuestra operativa (incluso aquellos puntos que inicialmente escapan de nuestra responsabilidad o competencia), tiempos de disposición de la mercancía, concentración de pedidos, horas de finalización de los mimos, la estacionalidad y las especiales condiciones de entrega que pueden pedir los receptores (horarios, tiempos de espera) son solo unos ejemplos de detalles que como gestores de operaciones de transporte y logística debemos controlar, conocer y en la medida de lo posible optimizar.

Profundizar en ellos nos permitirá saber que puntos de la misma son mejorables, y por tanto podremos tenerlos en cuenta a la hora de la negociación o a la hora de establecer los procedimientos operativos correspondientes.

No debemos olvidar esos condicionantes especiales que sabemos que se producen y que incluso no son responsabilidad nuestra, identificarlos, exponerlos y trabajarlos tanto en interno como con el proveedor de transporte y logística nos puede permitir neutralizar posibles inconvenientes económicos.

En todo el proceso de negociación, y por supuesto de definición del nivel de servicio requerido, será preciso que tengamos presentes esas especiales condiciones que debilitan nuestra operativa y tratemos abiertamente el mejor modo de solventarlas y neutralizarlas en colaboración con el proveedor.

7) Búsqueda y comparación de de proveedores


Con independencia del volumen de nuestras operaciones de transporte y logística la búsqueda y la identificación de nuevos proveedores así como las mejoras que nos propongan (tarifas, nivel de servicio) ha de ser continua y nos debe permitir tener una visión de nuestros nivel de servicio y precio, e incluso saber que renuncias estamos teniendo (en uno u otro sentido... o incluso en ambos)

Es preciso que en todo momento sepamos si tenemos alternativas más económicas a nuestros proveedores actuales. Así como que estemos en condiciones de comenzar una nueva colaboración en cualquier momento, de modo que ante una eventual desaparición de un colaborador, (algo más que habitual en la situación actual) estemos en condiciones de implantar una nueva colaboración con continuidad, inmediatez y con la seguridad de saber que es lo que necesitamos, de lo contrario nos podemos encontrar que esa necesidad urgente acabe suponiendo un sobrecoste o una pérdida de calidad del servicio.
 

La reducción de costes de transporte y logística analizados por gonzalo garcía-baquero
www.gonzalogarciabaquero.com

8) Diversificación


Tan sencillo como no poner todos los huevos en el mismo cesto. Tener diversificados nuestros tráficos y nuestras necesidades de transporte es un principio fundamental de obligado cumplimiento para cualquier organización que contrate cualquier tipo de servicio, ya sea de transporte, de logística de mantenimiento .... o bienes de consumo

Si es posible dos operativas iguales (o similares) deben ser realizadas por proveedores alternativos, de modo que tanto uno como el otro estén en situación de realizar los servicios asignados a su competidor. Esta política nos permite tanto asegurar el nivel de servicio como el coste, pues ambos proveedores estarán vigilantes. Por otra parte conseguiremos también que cualquier sinergia o mejora lograda por un proveedor sea extrapolable a los tráficos ejecutados por su competidor, de modo que el impacto de la misma sea doble.

Uno de los aspectos importantes en las políticas de diversificación es que el nivel de servicio y exigencia requerida sea homogénea para ambos proveedores.


9) Comunicación fluida


Escuchar al proveedor y saber cuales son sus quejas, sus demandas y sus necesidades es tan importante como conseguir que el nos escuche sepa de nuestras necesidades operativas o de mejora de costes, de manera que exista un conocimiento de ambas partes de las necesidades del otro. No hay que olvidar que escuchar y colaborar no significa asumir las demandas del otro, pero si que al menos tengamos presentes sus expectativas.

10) El cambio de proveedor


Cuando tras un periodo de vinculación más o menos relevante con un proveedor, comenzamos a tener dudas sobre su nivel de servicio o mediante la búsqueda de alternativas detectamos que existen opciones claras para la mejora económica, hay que dar un paso adelante y gestionar el cambio.

Es importante que se gestione bien el cambio, definiendo el nivel de servicio, la colaboración y el coste, para asegurar que lo que estamos comparando lo que es comprable y que no nos encontremos que los requerimientos son diferentes a uno y otro.


¿Y tú, que crees necesario para reducir costes de logística y transporte?

0 comentarios :

Publicar un comentario

Gracias por participar en este blog a través tu comentario.Te responderé con otro comentario justo debajo del tuyo. Gracias, Gonzalo Garcia Baquero